Blog, Sin categoría

COSAS QUE A TODOS NOS HAN PASADO.

Los momentos que compartimos con la familia y amigos una deliciosa comida, siempre estarán cargados de anécdotas que parece inevitable se repitan generación tras generación.

Empecemos recordando esas tardes de amigos donde se hacía “vaca” para comprar algo de comer, pero el presupuesto solo alcazaba para gaseosa y salchichón cervecero con limón ¿Había algo más rico que eso?, pero eso no es lo único que podemos recordar, o díganme  quién no ha empezado a comerse ansiosamente un sándwich o perro caliente y termina comiéndose la servilleta y la lista sigue, qué me dicen de aquellos que ponemos a sofreír la salchicha sin darnos cuenta que aún no le hemos quitado el plástico y esta escena estoy segura que a todos nos ha pasado y además saca nuestra peor versión: Tú comiéndote el último pedacito de costillitas (Porque lo mejor se deja para el final)  y que alguien te lo  pida o peor aún, estás comiéndotelo y se te cae al piso, pero recuerden “No hay que darle gusto al diablo”.

Seguramente se me escapen muchos anécdotas, pero lo realmente importante es no dejar de compartir esos momentos que además de estar cargado de mucho sabor se quedan grabados en nuestras memorias y recordarlos siempre nos sacarán un gran sonrisa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *